Madres de Día

Las madres de día son educadoras profesionales que ofrecen en su propio hogar, adecuadamente adaptado y equipado, un servicio de atención y cuidado al menor de tres años, en grupos muy reducidos (4 niñ@s como máximo) y en un ambiente familiar.

Esta alternativa a las escuelas infantiles tradicionales fue ideada por el filósofo Rudolf Steiner, el creador de la pedagogía Waldorf. Steiner argumentaba que las necesidades de un menor de tres años están más relacionadas con el contacto físico y la atención que con la socialización.

El precio ronda los 500 euros mensuales, incluida la comida; más o menos lo mismo que cuesta una guardería privada sin el cheque guardería –una ayuda de 100 euros de la Comunidad de Madrid para las familias que inscriben a sus hijos e hijas en estos centros– y el doble de lo que supone una escuela pública.


  • Las madres de día son una opción muy habitual en algunos países europeos. En Alemania, Francia o Inglaterra hay normativas muy desarrolladas para organizar su ejercicio. Madrid y Navarra son las dos únicas comunidades autónomas españolas que han regularizado esta actividad.
  • Las madres de día se han sometido a una regulación ya vigente y aplicada a la prestación de servicios sociales (Orden 613/1990 y Orden 612/199) hasta que se apruebe un marco específico para el sector. La Consejería de Políticas Sociales y Familia está elaborando un proyecto de decreto regulador de los sectores de atención social que contempla de forma específica este servicio.
  • Las madres de día están obligadas a tener la titulación de magisterio, pedagogía o psicología, o bien un grado superior en educación. También deben estar dadas de alta como autónomas, haber realizado el curso de primeros auxilios y de manipulador de alimentos, así como suscribir un seguro de responsabilidad civil. Su trabajo se desarrolla en una casita, que suele ser un apartamento alquilado y adaptado a las necesidades de sus cuatro niñas y niños: rincones, espejo accesible para reconocerse, enchufes tapados… El menú de las casitas que ofrezcan comidas ha de estar avalado por la firma de un nutricionista.

Existe una organización, Red de Madres de Día, que cuenta con una plataforma informática desde la cual difunden su labor. Ofrece cursos de introducción para nuevas incorporaciones al servicio y prácticas en casitas. Además cuenta con reuniones de trabajo, diálogo y apoyo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *