Manifiesto contra la Violencia Machista

Un grupo de vecinos de Fresnedillas de la Oliva se reunió ayer ante las puertas del ayuntamiento, a las 20:00 horas, para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

manifiesto25nov15

Se dio lectura al siguiente:


MANIFIESTO CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

Estamos aquí reunid@s para manifestar nuestro rechazo más radical a la violencia machista, sin paliativos. La violencia contra las mujeres es una de las más graves y extendidas violaciones de los Derechos Humanos. Es una evidencia extrema de la injusticia social; no respeta fronteras, culturas o clases sociales.

La violencia machista no es sólo un problema de la esfera privada de mujeres aisladas. Se trata de un problema que nos afecta a tod@s. Afecta directamente tanto a las mujeres que la padecen como a sus hij@s y a los entornos familiares correspondientes. Tiene un alto poder contaminante por su capacidad de transmisión a futuras generaciones. Es un problema social.

La violencia machista desaparecerá cuando las mujeres dejemos de ser ciudadanas de segunda y participemos de forma igualitaria en la sociedad. Desaparecerá cuando dejemos de estar a la cabeza de las cifras de pobreza, de las listas de desempleo o de ser infravaloradas en nuestros trabajos. Desaparecerá cuando se deje de usar nuestra imagen, o nosotras mismas, como objeto de consumo, cuando nuestras palabras se oigan con el mismo volumen que las de los hombres y cuando se nos nombre y se nos visualice en todos los espacios sociales. La violencia machista desaparecerá, de una vez por todas, cuando la justicia social sea una realidad.

Los juzgados españoles reciben una media diaria de 266 denuncias de mujeres por maltrato de sus parejas o exparejas, según los datos facilitados por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial. Desde 2003 cerca de 600 mujeres han sido víctimas de este tipo de violencia.

Por lo expuesto, hacemos las siguientes peticiones:

  • A los políticos, que hagan leyes que combatan las diferencias sociales entre hombres y mujeres. Que pongan los recursos económicos y materiales para que esas leyes se hagan cumplir.
  • A jueces y fiscales, que no sean tolerantes con los malos tratos, ya sean físicos o psicológicos.
  • A los líderes religiosos, de cualquier religión, que superen sus modelos patriarcales y machistas.
  • A los educador@s, que prioricen en sus programaciones la educación no sexista de los alumn@s.
  • A los responsables de la televisión, que no sigan utilizando a la mujer como objeto de consumo para lograr más audiencia y dinero.
  • A la familia, que enseñe a sus hij@s, con la palabra y con los hechos, a asumir en el hogar las mismas responsabilidades en igualdad de trato.
  • A los hombres, que practiquen la empatía y abandonen conductas que les degradan. Que opten por mantener relaciones equitativas y no jerárquicas con sus parejas.
  • A las mujeres, que dejen de ser tan calladas y sacrificadas. Que levanten la voz y disuelvan los tópicos que ven al machismo como un fenómeno natural. Que denuncien. Que rompan el silencio. El silencio no debe ser la respuesta, ni para la víctima de la violencia, ni para quienes conviven con quien la sufre.

En Fresnedillas de la Oliva, a 25 de noviembre de 2015.

Ciudadan@s contra la violencia machista.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *