Linces de 2/4 extremidades en Madrid

El lince ibérico, una de las especies más amenazadas del planeta, se ha detectado en la Comunidad de Madrid; lo demuestran los análisis genéticos incluidos en un reciente estudio de la Universidad Complutense.

Lince ibérico


El biólogo Javier Lobón, autor del trabajo de investigación, afirma que el lince ibérico se encuentra de manera estable dentro de un entorno de más de 80.000 hectáreas considerado Zona de Especial Conservación en las riberas de los ríos Alberche, Cofio e incluso Guadarrama.

Nueve de las veinte muestras de excrementos que se recogieron en el campo han dado resultados positivos en los análisis de ADN, concluyendo el investigador la demostración fehaciente de la presencia del lince. Algunos de los restos fueron hallados durante el periodo invernal; esto supone un indicio de la estabilidad anual de la especie en la zona.


  • La posible existencia del lince en la zona suroeste de la Comunidad de Madrid desencadenó una batalla entre ecologistas y el gobierno de la CM en 2006. Fue la última trinchera de los grupos ecologistas para tratar de impedir la construcción de la autovía M-501 por desdoble de la carretera de los pantanos.
  • La M-501 fue declarada de interés general por el gobierno de Esperanza Aguirre para que su construcción no fuera condicionada por el estudio de impacto ambiental previo. El principal argumento esgrimido entonces fue la alta siniestralidad del trazado, a pesar que los datos de la propia Consejería de Transportes clasificaban la carretera M-501 como de baja peligrosidad. El previsible desdoble de la carretera propició la aparición sobre el terreno de otro tipo de linces: hasta 19 municipios de la región dieron pasos legales para llevar a cabo diferentes operaciones que incrementaban en un 80% el número de viviendas (36.000 casas) y un 950% la superficie urbanizable.
  • La M-501 se desdobló sin estudio ambiental. En febrero de 2011, el Tribunal Supremo hizo firme una sentencia que declaraba ilegal la construcción. En julio de 2011 comenzaron a circular los coches. En septiembre de 2013, dos años después de su apertura, el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid contrató los servicios de una empresa para realizar el  estudio de impacto ambiental.
  • El plan de gestión diseñado en 2010 por el gobierno de la CM fue anulado en 2014 por el Tribunal Supremo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *