Sanidad Pública

La Sanidad Pública sufrió, en el periodo 20092013, un recorte de 8.869 millones de euros. El descenso en el gasto sanitario comenzó en 2009, durante la segunda legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, pero ha sido especialmente acusado desde que Mariano Rajoy llegó al gobierno.

Un año después de la entrada de Rajoy, el gasto sanitario en España cayó un 5’7% (3.897 millones de euros menos), y en sus tres primeros años en el poder, la Sanidad Pública acumuló un recorte de 6.340 millones. El gasto sanitario en 2013 fue el más bajo desde 2007, según la Estadística de Gasto en Sanidad Pública, elaborada por el Ministerio de Sanidad.

La sanidad consume entre el 30 y 40% del presupuesto de cada Comunidad Autónoma, pero hay mucha diferencia entre unas comunidades y otras. Según denuncia la presidenta del Grupo Española de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán: “Es lamentable que los pacientes oncológicos en España no puedan recibir el mismo tratamiento porque no están primando los criterios médicos, sino los [criterios] economicistas. Esto se traduce en que haya desigualdades en el trato a los pacientes dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que vivan. Esto, además de ilegal, es inmoral”.


Los recortes se han traducido en:

  • Cierre de camas hospitalarias. La media de la OCDE se sitúa en 5 camas por cada 1.000 habitantes, sin embargo, la media española está en 3 camas por cada 1.000 habitantes. Comparando los datos oficiales del Ministerio de Sanidad sobre camas instaladas, entre 2011 y 2014, se han perdido 3.200 camas hospitalarias.
  • Incremento de las listas de espera. La cantidad de pacientes que esperan para entrar en quirófano ha crecido un 11% (pasa de 459.885 en 2011 a 511.923 pacientes en 2014). La espera media, actualmente 87 días, ha crecido un 20% durante el mismo periodo según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. La OCDE colocó a España entre los países con mayor tiempo de espera.
  • Precariedad laboral de los sanitarios. El 47% de los médicos en activo no tienen plaza fija en la Sanidad Pública, problema que también afecta a las enfermeras. Desde 2011 más de 10.300 médicos han emigrado a otros países.
  • Auge de las privatizaciones. Las privatizaciones de servicios sanitarios públicos y los conciertos con la sanidad privada han experimentado un gran aumento en estos últimos años. El 42% de los hospitales privados han firmado algún tipo de colaboración con la administración pública. Destaca el caso de Madrid, con un incremento del 46% desde 2011.
  • Copago.  Este sistema ha sido incapaz de frenar el gasto farmacéutico. Desde que entró en vigor (2012), el gasto en medicamentos ha crecido casi un 4’8%. Según la última encuesta europea de salud, el 2% de los españoles ha dejado de tomar el tratamiento que le han prescrito los médicos porque no podía pagarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *