Lesbos no tiene espacio

Las autoridades de Lesbos no dan abasto ante la masiva llegada de refugiados y la acumulación de cadáveres en los últimos días, tras los naufragios de varias embarcaciones a causa del temporal.

No hay tumbas ni espacio en el cementerio para enterrar los cuerpos, tampoco tiempo suficiente para celebrar los funerales. Los cadáveres de refugiados ahogados en los últimos días se agolpan en la morgue e incluso en las furgonetas de las funerarias. Cada día aparecen cadáveres en la Skala, la playa de los ahogados (hasta 19 estos días, pertenecientes a tres hundimientos diferentes).

Los supervivientes, unas 3.000 personas actualmente, se alojan en dos campos de refugiados, apenas unos asentamientos improvisados entre los olivos. Los solicitantes de asilo necesitan esperar tres días de cola para registrarse; hasta que no lo hacen, no reciben nada. Los que se registran reciben sólo una ración de comida al día. Los oportunistas hacen buenos negocios. En la puerta de los campos estacionan furgonetas ofreciendo productos de primera necesidad que se venden a precio de oro.

La huelga de los ferrys que hacen la travesía hacia la península griega está empeorando la situación, ya que muchos refugiados se ven obligados a pernoctar a la intemperie en el puerto hasta poder embarcar.


  • Lesbos es la entrada principal de los refugiados que huyen de Oriente Próximo cruzando el mar y Grecia el primer país de llegada. Solo en octubre alcanzaron territorio griego 210.394 migrantes, una cifra similar al total de personas que cruzaron el Mediterráneo el pasado año.
  • En lo que va de año, 744.000 migrantes han realizado el viaje por el Mediterráneo hasta territorio europeo. El 94% proceden de los diez países del mundo con más refugiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *