La transparencia del PP se termina en los sueldos

Las retribuciones a los concejales del equipo de Gobierno presente y que surgirá de las urnas el próximo 24Captura de pantalla de 2015-05-15 08:12:28 de mayo es un tema que calienta las redes sociales pero a pesar de las promesas de transparencia sigue siendo tabú para el candidato del PP. La polémica comienza al conocerse el programa de Gobierno de Emilio Arias en el que se afirma que todos los miembros de su equipo recibirán una retribución justa. En las redes los internautas preguntan reiteradamente al candidato del PP y miembro del actual equipo de Gobierno Emilio Arias a cuánto asciende esa cifra “justa” y por tres veces evita responder antes de dar la callada por respuesta. Ni los sueldos actuales ni los futuros son materia transparencia para el PP de Fresnedillas.

1 comment for “La transparencia del PP se termina en los sueldos

  1. Manuel González Redondo
    15/05/2015 at 10:48 am

    El meollo de la cuestión es exactamente el particular concepto de “justicia” que tienen algunos de nuestros representantes políticos. Su “sentido” de la justicia conduce a que sobrevaloren el gran “sacrificio” que hacen por su “servicio” al ciudadano. Por eso el cobro de sobre-sueldos (sueldos que aparecen en sobres) no les supone ningún remordimiento de conciencia, al contrario, lo consideran justa retribución a su entrega desinteresada. Por razones obvias es mejor que el resto de los ciudadanos no se entere (en este país hay mucha envidia). Y si se desvelan estas prácticas, lo primero es negarlo todo (esto no es lo que parece, te lo puedo explicar…) para pasar luego a intentar justificarlo si las evidencias son abrumadoras. Arroparse con la bandera española monárquica suele dar buenos resultados en última instancia, así se evita de forma elegante a la par que eficaz el espectáculo bochornoso de la dimisión al que tan acostumbrados están en el extranjero (es que son medio tontos).

    A nuestro estimado Emilio Arias le diría que la “justicia” que no es transparente no es justicia… Pero claro, es que soy un “rojo de mierda”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *