El Monasterio y Sitio de San Lorenzo de El Escorial celebra su 30 aniversario como Patrimonio Mundial de la UNESCO

El pasado domingo se conmemoró el trigésimo aniversario de la inscripción del Monasterio y Sitio de San Lorenzo de El Escorial como Patrimonio Mundial de la UNESCO, cuya declaración tuvo lugar el 2 de noviembre de 1984, y posteriormente ensalzada esta declaración con la de “Valor Universal Excepcional”, en junio de 2014. La Inscripción se fundamentó en las excepcionalidad del Monasterio y sus edificaciones adyacentes, en el entorno paisajístico que ofrecen el pinar de Abantos y la zona de La Herrería y en el conjunto histórico-artístico de San Lorenzo.

Probablemente haya que buscar los antecedentes de estas declaraciones en el progresivo reconocimiento de los valores patrimoniales, históricos y paisajísticos que España desarrolló a lo largo del siglo XX. Como no podía ser de otra forma, San Lorenzo de El Escorial desempeña un papel especial en esta historia, en la que la evolución de la conciencia de la necesidad de proteger y conservar los mencionados elementos constituyó la base de los sucesivos reconocimientos que fueron integrándolos en el Patrimonio Histórico Español.

El primero de ellos se produce en 1931, cuando el Monasterio, sus Jardines, las Primera, Segunda y Tercera Casas de Oficios, la Casa de la Compaña, la Casa de los Infantes, la Casa de la Reina y la Casita del Infante son reconocidos como “Monumentos histórico-artísticos”, como consecuencia de un Decreto que así catalogaba a los Palacios y Jardines que pertenecieron al Patrimonio de la Corona.

En 1961 el Pinar de Abantos y el bosque de La Herrería obtienen la declaración de “Paraje Pintoresco de Interés Nacional”, mientras que determinadas zonas del Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial son declaradas “Conjunto Histórico Artístico” 10 años después.

En los últimos años el reconocimiento de estos valores se intensificó: por una parte, merced a los esfuerzos que se realizaron para que el Monasterio formase parte del Patrimonio de la Humanidad. Por otra, gracias a nuevas declaraciones de Bienes de Interés Cultural que fueron produciéndose, ya fueran edificios de especial interés que alcanzaron su declaración con la categoría de monumentos, tales como la Casa de las familias de los Infantes Don Carlos María Isidro y Francisco de Paula, hijos de Carlos IV, en 1984, y el Real Coliseo de Carlos III en 1995. También se reconoció como Bien de Interés Cultural en la categoría de Territorio Histórico el entorno delimitado por la Cerca de Felipe II en 2006, con nuevos elementos que actualmente se encuentran en fase de incoación (Monesterio y Campillo).

Todo este esfuerzo fue recordado cuando se cumplieron los 25 años de esta inclusión en la lista de la UNESCO fundamentada por: representar un bien cultural único y ser un ejemplo del espíritu creador de la humanidad, ejercer una influencia considerable en el desarrollo posterior de la arquitectura y asociarse al pensamiento del siglo XVI.

El Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial no quiso quedarse al margen de esta efeméride y por ello creyó conveniente la realización de un catálogo con el que se pretendió contribuir a la difusión de los valores del Patrimonio Histórico Español en este Sitio entre los vecinos de la localidad, principales protagonistas que tienen como escenario de su vida cotidiana esta magnífica representación del Patrimonio Mundial, y los numerosos visitantes y turistas, admiradores del mismo y que, por diferentes motivos, se sienten atraídos por el entorno natural característico de nuestro municipio, el magnífico edificio impulsado por Felipe II y la cálida ciudad promovida por Carlos III.

Paralelamente, el Ayuntamiento señala que se han promovido numerosas actuaciones encaminadas a la contribuir a la conservación de algunos de estos bienes y a la difusión de esta riqueza histórica y artística, como la mejora de la accesibilidad de la Oficina de Turismo; la rehabilitación de las ventanas de la Primera Casa de Oficios; o la colocación de las placas conmemorativas de la inclusión en la lista de Patrimonio Mundial.

El Monasterio y Sitio de San Lorenzo de El Escorial fue uno de los primeros monumentos españoles declarado Patrimonio de la Humanidad, junto a La Alhambra y el Generalife, en Granada; la Catedral de Burgos, la Mezquita de Córdoba y las obras de Antoni Gaudí en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *