La Comunidad inaugura el hospital de Villalba con tres años de retraso

El hospital de Collado Villalba abrirá por fin sus puertas este jueves.Ese día las consultas comenzarán a atender pacientes. Lo harán con tres años de retraso y después de que la Comunidad haya destinadomás de 20 millones de euros a su mantenimiento pese a no estar operativo. Es lo que cuestan los servicios de seguridad, desinfección y desratización, limpieza, mantenimiento de viales y jardines, entre otros. Con este, serán 11 los hospitales nuevos construidos desde 2003 por el Gobierno regional.

Al igual que en el caso de los centros de Valdemoro, Torrejón de Ardoz y Móstoles, de su gestión se encargará una empresa privada. El presidente regional, Ignacio González, que tenía previsto inaugurar hoy el centro, replica que el PP abre hospitales en plena crisis “al revés” que el Gobierno socialista de Joaquín Leguina en la crisis de los noventa del siglo pasado.

Con una inversión prevista de 108 millones, la adjudicación del hospital de Villalba contempla “la gestión de la atención sanitaria especializada y los servicios no sanitarios complementarios”, señala el viceconsejero de Asistencia Sanitaria, Javier Maldonado. El contrato con IDC Salud incluye además de la construcción del recinto y la ejecución de las obras del hospital, así como la dotación, mantenimiento, conservación y reposición del mobiliario. También el suministro y mantenimiento de las aplicaciones.

Aunque inicialmente se iba a abrir en 2011, año electoral —la expresidenta regional, Esperanza Aguirre, puso la primera piedra del hospital el 17 de diciembre de 2010—, el centro se terminó de construir en diciembre de 2012. Desde entonces su coste ha sido de más de 900.000 euros mensuales. “Nos critican que hayamos pagado un canon, pero es como cuando un ciudadano se compra un piso sobre plano y lo va pagando. Lo que ha pagado no lo tendrá que volver a pagar”, ha afirmado el consejero de Sanidad, Francisco Javier Rodríguez.

José Manuel Freire, portavoz de Sanidad del PSOE en la Asamblea de Madrid, se pregunta cómo afectará la apertura del hospital de Villalba al resto del sistema sanitario, que además de a Villalba dará servicio a las poblaciones de Alpedrete, Becerril de la Sierra, Cercedilla, Collado Mediano, Los Molinos, Moralzarzal y Navacerrada. Sobre el papel, 111.000 ciudadanos. “El nuevo centro asumirá el 25% de la población del Puerta de Hierro, que no está funcionando ni mucho menos al 100% de su capacidad, y el 19% de la del centro de El Escorial”, apunta Freire. La Comunidad apela por su parte a “la libertad” de los madrileños para elegir médico y hospital.

Frente al modelo de gestión puesto en práctica en Valdemoro, Torrejón, Móstoles y ahora repetido en Villalba, los socialistas proponen como alternativa un “sistema multihospital público” para el noroeste de Madrid en el que el hospital de Villalba se coordine con los de Majadahonda (el hospital de referencia para 451.558 personas a 31 de diciembre de 2013) y El Escorial (130.521) antes que encargarle a IDC Salud su gestión. “Nos hubiéramos ahorrado entre 30 y 40 millones anuales durante 30 años”, insiste Freire, para quien el contrato “es lesivo” para la sanidad autonómica.

Izquierda Unida defiende la construcción de un hospital público en Collado Villalba pero bajo la forma de gestión directa y no como la que va a llevar a cabo el Ejecutivo regional, en la que el centro es construido, explotado y gestionado bajo una concesión administrativa. “El Gobierno continúa con las privatizaciones”, observa Rubén Bejarano. Para el diputado regional de IU el caso del hospital de Villalba es “el ejemplo más claro de ineficiencia económica e ineficacia política”. “Durante dos años se han pagado del presupuesto público 900.000 euros mensuales a una empresa, con el hospital cerrado, sin que prestara ningún servicio sanitario”, se indigna Bejarano. IU denuncia que paralelamente a la inauguración del complejo la Consejería de Sanidad cerrará el centro de salud mental de Collado Villalba, “derivar la atención de salud mental de la zona al nuevo hospital de Collado Villalba gestionado por manos privadas”.

Enrique Normand (UPyD) también critica los costes del complejo de Villalba. “Con lo que se ha pagado ya, hemos asumido el 20% del coste del hospital de Villalba reconocido por la Comunidad en los dos años que ha estado cerrado”, subraya el responsable de Sanidad de la formación magenta.

también muestra su preocupación por la “integración” del centro de Villalba “en el conjunto” del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), ya que a su entender la gestión privada hospitalaria fomenta que algunos centros se comporten “como islas” dentro del SERMAS. “¿Cuándo Villalba derive un paciente, ¿a qué hospital lo derivará? ¿A la Fundación Jiménez Díaz, que pertenece al mismo grupo de empresas que gestiona el hospital de Villalba, o al hospital Puerta de Hierro, que en principio es el hospital de referencia de la zona?”, plantea Normand.

FUENTE: EL PAIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *