El Defensor del Pueblo critica a Robledo de Chavela por no censar a extranjeros

El padrón de Robledo de Chavela no se corresponde con la realidad de este municipio de 4.137 habitantes. Es lo que asegura el Defensor del Pueblo en un escrito dirigido al PSM, en respuesta a las acusaciones de que el Ayuntamiento, gobernado por Mario de la Fuente (PP), niega el padrón a los inmigrantes que no tienen contrato laboral. La institución que encabeza Soledad Becerril (PP) afirmó haber constatado “de forma reiterada” que el Consistorio “no realiza las actuaciones y operaciones necesarias para mantener actualizado el padrón, de modo que los datos contenidos en este concuerden con la realidad”.

El informe, firmado por el adjunto primero a la institución, Francisco Fernández Marugán, advirtió de que “si sistemáticamente un Ayuntamiento no empadrona a ciudadanos o grupos de ciudadanos que residen en el municipio, no solamente se les perjudica en sus derechos administrativos, sino también en otros de carácter económico o social, así como en sus derechos políticos al verse excluidos del censo electoral”.

El escrito es la respuesta de la Defensora a la diputada socialista en la Asamblea de Madrid Carmen Toledano, que había denunciado la “reiterada negativa” del Ayuntamiento a empadronar a todos sus habitantes. El alcalde de Robledo aseguró este lunes que la acusación es fruto de la “impotencia que siente el PSOE respecto” a su actuación. “Que se miren el ombligo. Podían venir a defender a los españoles”, lanzó el regidor.

El Defensor hizo también un llamamiento al Instituto Nacional de Estadística (INE) para que, en caso de que el alcalde de Robledo de Chavela no hiciera caso a su requerimiento, se encargue de adecuar el padrón municipal. La normativa contempla que, si los Ayuntamientos no cumplen con su deber de mantener actualizado el censo, el INE puede hacerlo en sustitución suya.

De la Fuente tachó de “inciertas” las apreciaciones de la institución: “Ahora mismo nadie se está empadronando. Y ni aquí, ni en Madrid, ni en ninguna parte el padrón se corresponde con la realidad”. Rechazó también las acusaciones de xenófobo que se han lanzado contra él. “No tengo nada en contra de los que vienen a trabajar, pero sí a los que vienen a vivir del cuento”, señaló De la Fuente. El PSM, por su parte, calificó de “tirón de orejas” las palabras del Defensor. “Es lamentable, una humillación”, aseguró Mohammed Azahaf, coordinador federal del Grupo Árabe del PSOE. “El alcalde lleva años saltándose la ley. El PP tiene que expulsarle automáticamente, ya no hay excusa que valga”, apostilló.

El Defensor del Pueblo ya incluyó en 2011 a Robledo de Chavela en su informe anual, tras recibir varias quejas de la Asociación de Trabajadores e Inmigrantes Marroquíes de España, en las que aseguraban que se les exigía un contrato laboral para empadronarse. La Ley de Bases del Régimen Local, que regula el empadronamiento, establece que todos los residentes en España están obligados a inscribirse en el padrón de la localidad donde vivan. En el caso de los extranjeros, se exige que aporten un contrato de alquiler o una factura para acreditar que residen en el municipio, pero no que presenten un contrato de trabajo.

Robledo de Chavela volvió a aparecer en el informe del Defensor del Pueblo publicado en 2012. La institución lo tachó entonces de“Administración entorpecedora”, después de que el Ayuntamiento se negara a responder a sus peticiones de información. El pasado enero la Delegación del Gobierno en Madrid recordó al alcalde su obligación de empadronar a los inmigrantes que vivan en el municipio, aunque no abrió un expediente sancionador por falta de pruebas.

FUENTE: EL PAIS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *