El Centro de Interpretación de la Naturaleza abre sus puertas para descubrir los secretos del Parque Nacional

Dehesas, melojares, piornales, bosques de ribera… Todo ello está presente en el nuevo Centro de Interpretación de la Naturaleza, situado en El Gurugú, proyecto con el que culmina el Plan de Dinamización Turística de Guadarrama, que ha supuesto una inversión total de 4 millones de euros a lo largo de los últimos años, cantidad financiada entre el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y la Administración del Estado.

El representante de la empresa adjudicataria y director de este espacio, Alejandro Gascueña, explicaba ayer, en el marco de una jornada de puertas abiertas, que el Centro de Interpretación “es quizá la parte más importante y emblemática en el área medioambiental del Gurugú, que también incluye cafetería, así como una zona de formación en la antigua casa forestal, que se ha rehabilitado y en donde se impartirán cursos y talleres”, además de que en breve se pretende poner en marcha una escuela de ocio y tiempo libre. 
“Se hace un recorrido por el Parque Nacional, el propio municipio de Guadarrama y en general por la Sierra”, señalaba Gascueña en la visita guiada realizada con los medios de comunicación. Un paseo virtual que se inicia con una zona dedicada a la trashumancia, para pasar más tarde a un espacio dedicado al tránsito inmemorial, con hitos como las calzadas romanas, de las que aún se conservan importantes restos en el Valle de la Fuenfría.

Elementos interactivos
A continuación, los visitantes tienen la posibilidad de adentrarse en la parte más medioambiental, descubriendo así los secretos del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, de cuya declaración se acaba de cumplir un año. Se emprende así un recorrido, con diversos elementos interactivos que permiten descubrir las características de este espacio protegido, por los diferentes ecosistemas: dehesas de encinas y fresnos, melojares, pinares, piornales o bosques de ribera.

Gascueña destacó además que el espacio se completa con una zona dedicada al guadarramismo, así como un área de autoevaluación y “varios audiovisuales participativos, donde la gente que visite el centro podrá incluir sus propias imágenes”.

Hay además una cafetería y una pequeña tienda con productos relacionados con el Parque Nacional. En el exterior, destaca la pasarela que se levanta sobre el edificio principal, ofreciendo unas espléndidas vistas sobre la Sierra, además de comunicar con la rehabilitada casa forestal -actual espacio de formación, donde estos días se desarrolla un campamento de verano-, donde también se podrán visitar distintas exposiciones temporales. El espacio se completa con las distintas rutas naturales en el entorno del Gurugú.

Emblemático diseño
Por su parte, la concejala de Turismo y Desarrollo Local, Noelia Pozas, mostró su satisfacción por la apertura al público de este Centro de Interpretación de la Naturaleza -cuyo emblemático diseño, perfectamente integrado en el entorno, salió de un concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento-, recordando que se trata del “proyecto más importante del Plan de Dinamización Turística, del que forman parte todas las actuaciones que se han venido poniendo en marcha a lo largo de los últimos años, como los Paseos de Árboles Singulares o las Rutas de la Guerra Civil, recursos que ahora podrán partir desde este espacio”, del que la edil añadió que “es un edificio situado en un entorno natural privilegiado, convirtiéndose en un punto de referencia dentro de la Sierra”.

FUENTE: EL FARO DEL GUADARRAMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *