Sólo una de las cinco razas de ganado autóctono aumenta su número en la región

La Comunidad de Madrid ha visto como se han multiplicado por siete desde el año 2000 la superficie de producción ecológica en la región, pasando de 1.270 hectáreas a 9.383 al cierre de 2013. En sintonía con este crecimiento, el número de agricultores y ganaderos se ha multiplicado también por seis, alcanzando en la actualidad los 273 productores. Así, las razas autóctonas en peligro de extinción han conseguido estabilizar sus cabañas o incrementarlas, como ocurre con la oveja Colmenareña.

Su cabaña ha pasado de los 3.132 ejemplares de 2010 a los 5.605 de 2013. Las razas de bovino (Berrenda en Colorado y Berrenda en Negro), de caprino (Cabra del Guadarrama) y de ovino (Rubia del Molar) mantienen sus poblaciones en números similares o ligeramente superiores.

FUENTE: EL GUADARRAMISTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *