El Parque Nacional cumple un año con el reto de conjugar conservación y récord de turistas

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Borja Sarasola, destacó esta semana con motivo del primer aniversario de la declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama que “el gran éxito ha sido conseguir conjugar la conservación y mejora de sus valores naturales con haberse convertido en una fuente de oportunidades y riqueza para los habitantes de la zona”.

Sarasola realizó estas declaraciones durante una visita al Parque en la que recorrió la senda entre el Puerto de Navafría y el área recreativa Las Lagunillas acompañado de Francisco Javier López-Escobar, delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, donde descubrieron un reloj de sol conmemorativo de este primer aniversario en el límite de las dos comunidades.

“En este primer año, el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama se ha colocado a la cabeza en número de visitantes de toda España con cerca de 3,5 millones de personas, pero preservar su extraordinaria riqueza ecológica constituye el fin último de su declaración y objetivo prioritario del Gobierno regional. Por ello, se ha controlado en todo momento que los visitantes no ejerciesen una presión incompatible con el medio natural”, señaló Sarasola.

Pese a ser el Parque más visitado de los 15 existentes, lo cierto es que debido a su tamaño (33.960 hectáreas) la media de visitantes por hectárea es de las más bajas de toda la red. Con 103 visitantes por hectárea, se encuentra muy por debajo de otros Parques como el Teide (140) o Timanfaya (288). Así, la presión es inversamente proporcional al tamaño del Parque Nacional y su Zona Periférica de Protección. Si se incluye ésta, la Sierra de Guadarrama soporta por ejemplo una tercera parte de presión que Garajonay, y ocho veces menos que Timanfaya.

Conservación de especies
Sin embargo, manifestó el consejero, “se ha producido un notable aumento de actividad en los alojamientos y restaurantes de la zona de influencia, próximo al 10% respecto al año anterior, especialmente en los municipios del entorno del Puerto de Navacerrada, Valle de la Fuenfría y La Pedriza. Y se han superado los 50 millones de euros que los visitantes han gastado en el sector de la hostelería del área de influencia del Parque Nacional, una buena noticia para los municipios en los que se encuentra, que animará a todos a trabajar para conservar esta riqueza que supone”.

En materia de conservación de fauna, Sarasola destacó que “este primer año se ha constatado la presencia de una familia de lobos en las inmediaciones de la vertiente madrileña del Parque Nacional, algo que evidencia una naturaleza equilibrada y con sello de calidad absoluto”. Y recordó que en el Parque Nacional se encuentran representadas cerca del 40% de las especies de aves, reptiles y anfibios y la mitad de los mamíferos de España.

Finalmente, subrayó que se mantienen programas específicos de conservación del águila imperial ibérica, del buitre negro y de múltiples especies de anfibios (rana patilarga o tritón alpino), registrándose durante 2013 unos niveles de población que constituyen un auténtico éxito.

Bus verde y ‘cuentaparque’
Durante este tiempo, la Comunidad de Madrid puesto en marcha iniciativas que permiten dar alternativas de ocio, compatibles con la conservación del Parque, con el objetivo de que aumente la atracción para el visitante y dedique no horas, sino días a descubrir la naturaleza, pero también la gastronomía, la cultura y las tradiciones del entorno.

Entre ellas destacan la instalación de un sistema de control con el fin de conocer la afluencia y así poder adelantarse a posibles problemas emanados del uso público, derivando las visitas hacia otros puntos.

Además, se han regulado las infraestructuras destinadas a la bicicleta de montaña, con una red de 22 rutas. También se ha puesto en marcha el Programa Punto de Encuentro o Cuentaparque, que permite realizar visitas guiadas gratuitas en inglés y español durante los fines de semana, o el Bus Verde, un servicio de transporte colectivo y sostenible que busca ampliar la oferta de ocio y permite recorrer el Parque mientras se escuchan las explicaciones que ofrecen los guías bilingües o facilita la realización de aquellas rutas de senderismo o ciclistas que no sean circulares, además de numerosas actividades y visitas orientadas a la educación ambiental y el disfrute responsable de la naturaleza.

Por último, entre estas iniciativas destaca también la Guía de Servicios, una publicación que reúne hasta 613 referencias de hostelería y restauración, turismo de naturaleza, centros de visitantes y todo tipo de información que pueda resultar útil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *