Casi 6.000 personas participan en los programas de la Comunidad para parados de larga duración y colaboración social

  • Mariño visitó a los participantes en estas iniciativas del Plan de Empleo de la Comunidad, en San Martín de Valdeiglesias
  • El Gobierno regional ha destinado a ambos programas un total de 31,6 millones de euros
  • Un total de 540 personas de la comarca de la Sierra Oeste se han beneficiado de estas iniciativas de empleo

 

Cerca de 6.000 desempleados de la región participan en dos  de los programas del Plan de Empleo, puestos en marcha por la Comunidad  de Madrid el pasado año. El programa de colaboración social beneficia a  3.595 personas con la ejecución de 593 proyectos y una inversión de 11,6  millones de euros, mientras que el programa de inserción de parados de  larga duración, con una inversión de 20 millones de euros, da empleo a  2.400 personas.

Así lo explicó hoy la consejera de Empleo, Turismo y Cultura, Ana  Isabel Mariño, en su visita a los participantes del programa de colaboración  social del municipio de San Martín de Valdeiglesias.

Acompañada por una decena de alcaldes de la Sierra Oeste, la  consejera detalló que 16 de los 19 localidades que integran esta comarca  participan en ambos programas de la Comunidad. En total, 540 personas de  esta zona se han beneficiado de ambas iniciativas recogidas en el Plan de  Empleo de la Comunidad de Madrid. Concretamente, en el programa de  recualificación profesional, el Gobierno regional ha destinado, a las 77  actuaciones desarrolladas en la Sierra Oeste, más de 1,3 millones de euros  que han beneficiado a 416 personas. Estos se suman a los 124 trabajadores que han participado en el programa de inserción de parados de larga  duración.

El programa de empleo para parados de larga duración ha procurado  una oportunidad laboral a todo tipo de profesionales, como pintores,  auxiliares administrativos, restauradores de muebles, peluqueros,  recepcionistas, albañiles, veterinarios, economistas, cocineros, técnicos en  turismo, programadores, personal de limpieza, técnicos web, docentes,  comerciales, jardineros, etc.

Estos trabajadores llevaban más de un año inscritos en las oficinas de  empleo y habían agotado cualquier tipo de prestación o subsidio por  desempleo, incluyendo la renta activa de inserción. Además, la medida  también beneficia a quienes cobraban del programa Prepara, o Renta  Mínima de Inserción (RMI). En la selección de candidatos se ha dado  preferencia a aquellos desempleados con hijos menores de 16 años a su  cargo, o mayores con alguna discapacidad. La Comunidad sufraga seis  meses de contrato, que incluye un 25% de formación.

Por su parte, el programa de colaboración social está dirigido a  parados que aún mantienen su prestación social, a la que suman los  ingresos que la Comunidad de Madrid les da por realizar esta tarea de  colaboración social, y que puede alcanzar los 500 euros.

Compromiso con el empleo

Tal y como recordó Ana Isabel Mariño, estas iniciativa del Gobierno regional  se suman a una larga lista de medidas puestas en marcha para el fomento  del empleo –la gran prioridad de la Comunidad de Madrid- y que forman  parte de un plan global que arrancó hace un año. Entre las medidas que ya  se han puesto en marcha destacan ayudas a la contratación, ayudas para la  implantación y fomento del comercio electrónico, la potenciación de  convenios de formación con compromiso de contratación, nuevas líneas de  financiación para emprendedores y el Centro de Emprendimiento abierto en  Getafe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *