El vivero de El Escorial, clave para la reforestación en la Sierra Oeste

El viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Enrique Ruiz Escudero, visitó el lunes el vivero que el Gobierno regional tiene en El Escorial y de donde procede gran parte de las plantas que se están utilizando para repoblar la zona de Robledo de Chavela, Valdemaqueda y Santa María de la Alameda, arrasada por el incendio del verano de 2012. En este vivero, además, realizan prácticas alumnos del instituto El Escorial, que imparte, entre otras materias, el Ciclo Medio de Formación Profesional de Jardinería y Floristería y el Ciclo Superior de Gestión Forestal y Medio Natural.
“Los alumnos del instituto de El Escorial tienen ahora la oportunidad de realizar prácticas en uno de los viveros más importantes de la Comunidad, ubicado en la misma localidad y que, además, se ocupa de forma preferente de las especies autóctonas madrileñas que posteriormente reforestarán nuestro territorio”, afirmó Ruiz Escudero. Los estudiantes podrán también comprobar cómo se investiga en flora y cómo se trabaja, por ejemplo, en la clonación de los árboles singulares de la Comunidad.

La Finca Experimental Vivero de El Escorial, dependiente del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA), se dedica a la investigación forestal y a la producción de planta, tanto forestal como ornamental, de calidad y adaptada a las condiciones del terreno.

El vivero, en el que los alumnos del IES El Escorial realizan sus prácticas, cuenta además con una colección clonal de los árboles singulares de la Comunidad de Madrid, como reserva de biodiversidad y germoplasma único, y en él se desarrollan distintos proyectos de investigación en el ámbito forestal.

Las actividades de carácter científico que realizan los estudiantes buscan enriquecer su formación. De esta finca proceden la mayoría de las plantas que se están utilizando para la reforestación del terreno afectado en las cercanías de Valdemaqueda por el incendio del verano de 2012.

260.000 plantas y semillas
La Consejería ha iniciado ya la replantación de frondosas y semillas en las zonas en las que la regeneración natural no ha sido satisfactoria, tras realizar labores de acondicionamiento del terreno para evitar la erosión. Hasta el año 2018 se completarán estos trabajos con otras 75.000 plantas y semillas, hasta llegar a 260.000.En la visita también estuvieron presentes la directora del IMIDRA, Cristina Álvarez; el alcalde de El Escorial, Antonio Vicente; el edil de Medio Ambiente, Ignacio Belaúnde; y el director del instituto, Antonio Pascual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *