Me lo decía mi abuelito …

empleo

Mi abuelita, una mujer que vivió la guerra y que era bajita, contaba que en el pueblo vecino –“donde eran muy brutos”- aterrizó en cierta ocasión “una autoridad” y que, asomándose esta al balcón del ayuntamiento preguntó, la yugular henchida:

Carmonenses ¿qué queréis?

PAN y TRABAHO – vociferó la multitud allí congregada.

Pues buscaros el pan, que trabajo tenéis – replicó el inquiriente.

Podría ser una invención suya, de mi abuelita, pero héteme aquí, pasado casi un siglo, bajo este balcón vacío imaginando a la autoridad pertinente:

¿Qué es lo que queréis, jarandos?

Bueeeno … podríamos pedir que se arreglaran las farolas y el tejado del centro de salud, que se prestaran servicios sociales más adecuados a la actual coyuntura o que no nos cobraran por tener un gato … pero venga: ¡DANOS TRABAJO!

– Ya lo sabía yo – es que “gobernar es prever”- y por eso os traigo este cartelito que he obtenido, tras un ímprobo esfuerzo, navegando por la intenné ¡Para que luego digáis que no me gano el sueldaco!

– Alcalde, que ahí no se ve nada ¿no ves que llevo dos años en el paro y se me está oxidando la vista?

– Pues te vas a casa a por una lupa ¿o es que lo tengo que hacer yo todo?

Por cierto, no perdáis la lupa, que habréis menester de ella para vislumbrar las escuálidas nóminas de los trabajos que aquí se ofrecen, mientras que para conocer los sueldos de los concejales más os valdría contratar los servicios de Método 3 o montaros una gestapillo.

http://ayuntamiento-fresnedillas.blogspot.com.es/2014/02/ofertas-de-empleo.html

 

El pobrecito posteador

 

1 comment for “Me lo decía mi abuelito …

  1. Bandoneon
    24/02/2014 at 3:04 pm

    Clap clap clap clap!!!!!!!!!!!!!!!!

    Cuando se acaban las políticas comienzan las ocurrencias. Fomentar el empleo retuiteando las ofertas de los portales especializados no es gobernar, es un esperpento. Si no fuera porque este equipo de Desgobierno nos tiene acostumbrados al continuo esperpento sería escandaloso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *