La fiesta de los niños y los ritos del ciclo de invierno

La fiesta de los niños siempre ha sido valorada como una fiesta menor, importante sólo porque garantiza vaquilla2013la existencia de “La Fiesta” ya que los niños aprenden las tradiciones.

Sin embargo, la fiesta de los niños es una parte esencial de una fiesta en tres actos: niños, jóvenes y mayores. Las tres edades de la vida, el famoso trisquel celta: Pasado, Presente y Futuro. Y es que, gracias a la tramitación de la fiesta como BIC ya sabemos que el origen de la fiesta es prerromano o lo que es lo mismo: celta.

Otra parte fundamental de la fiesta de los niños es la que también comparte con otras “fiestas de invierno”, como por ejemplo en Malpica de Tajo (Toledo), donde “Los Morraches” empiezan a tocar el día 6 de enero, como hacen los niños en Fresnedillas. Desde el Día de Reyes, todas las noches tienen que oírse los cencerros hasta el día de su fiesta grande, el 18 de Enero, como vuelve a suceder este año por coincidir ser el sábado más próximo a “La Fiesta” del día de San Sebastián.

Por último, la fiesta de los niños conserva una parte esencial de muchas de estas fiestas: cuando se llegaba a los cruces de caminos con los pueblos vecinos se les hacía bromas o se les pedía dinero. En muchas de estas noches podemos ver a los niños en el cruce parando a los coches, como hace por ejemplo “el botarga” de Valdenuño Fernández (Guadalajara) donde el personaje principal para a los coches que se encuentra y les pide dinero para la fiesta.

Es así como, año tras año y sin saberlo, los niños jarandos cumplen las tradiciones que los vetones sembraron en la meseta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *