Poesías de San Sebastian, JOAQUIN, YO Y LAS DE TURISMO RURAL

Por José Damian

Buenas tardes tengáis todos os las doy con alegría pues estamos celebrando la fiesta de la vaquilla una la vaquilla, 1 190fiesta también de nuestro san Sebastián que es gran fiesta en este pueblo y que la vamos hacer hasta fiesta nacional

Aunque antes de existir la fiesta ni el mundo, ni el universo, no había nada por aquí por eso comienza la historia como bien me gusta a mí

Pues se dice, que dios creo el mundo en 6 días y el 7º se fue a descansar y no se fue a cualquier sitio pues se subió al alto del pinar y allí mismo estaban unas del pueblo las de turismo rural

Estaban marcando rutas para la próxima excursión y allí también estábamos Joaquín y yo de caza junto al Vallejo del carberón

Se nos atranca el ingeniero y hemos tenido que picar y después de bajar metro y medio la pieza se pudo escapar

Mi primo mete la mano el tigre que le muerde y Joaquín que no le suelta y cuando ya pudo sacar el brazo del mismo colgaban dos piezas

Con la mano agarraba el conejo y el tigre al dedo clavao y me dice mi primo, no te quedes mirando no ves lo que he sacaó y quítame el bicho del dedo que me lo tiene taladrao

Aunque mi primo no es submarinista pues del agua no quiere saber ná se tira mi primo de cabeza pues dice que allí había más, en esto que siento yo una algazara y le digo: déjalo vamos corriendo para allá

Allí nos encontramos a las del pueblo a las de turismo rural y allí que estaban con una culebra todas más blancas que la cal

También estaba Raquel de cotulo que se apunta a un bombardeo trincá al lado de un canto pues había sufrido un pequeño mareo

La dice la Elvirita a la Pili de Rober no sé si será una cobra, una pitón o una cascabel pero a mí me dan mucho asco y yo no la puedo ni ver

Y la dice Joaquín: pero bueno y de esto os asustáis si es como el mango del cepillo y la única diferencia es que está un poco más torcido

Dice Joaquín a la Elvira: yo a ti te digo, que se lo voy a contar al chaval pues tu en tu casa manda mucho pero en el campo no mandas ná pues el por lo menos es lo que cuenta tomando café en el bar

Y yo esta culebra al chaval se la regalo aunque sea diseca para que te ponga firme en casa pues te vas a desmadrar

Se la quito yo del camino pues la cosa se empezaba a calentar y las mujeres tomaron un poco de aire y vuelven a respirar en ese momento me suena el móvil es del ayuntamiento, que tengo que regresar

Las de jardinería en los callejos han sufrido una intoxicación con la flor de la cicuta que la comíamos antes los niños y hacíamos a gusto la digestión

Le digo a mi primo: coge el land rover y no nos retrasemos mas pues este coche es un formula uno y a tiempo hemos de llegar.

Pasamos por la casa de la cultura y había otra intoxicación eran los de taller de pintura y alguna estaba en reanimación

La Carmen de Manuel a la puri que había perdido la respiración la estaba haciendo el boca a boca y consiguiendo la reanimación

Me dice Joaquín a mí: yo esto solo lo había visto en las películas pero lo de estas mujeres no lo puedo ver y se están dando dando un beso en la boca una a la otra yo ahora mismo se lo cuento a Pedro y Manuel

Las habían echado un bote de amoniaco y se habían quedado casi inconscientes cuando lograron alcanzar la salida las chirriaban hasta los dientes

Ya recuperaron todas el aliento y volvieron a respirar y me fui más tranquilo a mi casa pues con tanto ajetreo tenía ganas de descansar

Y aquí se acaba esta historia y no os puedo contar más pues hay cosas muy confidenciales que no se pueden desvelar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *