La Comunidad declara Bien de Interés Cultural la Fiesta de la Vaquilla de Fresnedillas de la Oliva

La Consejería de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid va a proteger la Fiesta de la Vaquilla de Fresnedillas de la  Oliva declarando Bien de Interés Cultural (BIC) este ritual festivo que se celebra el 20 de enero desde hace cientos de años y que supone una de las fiestas de cencerros mejor conservadas.

Según ha informado el departamento que dirige Ana Isabel Mariño, el Gobierno regional va a incoar expediente para declarar la fiesta como Bien de Interés Cultural en la categoría de hecho cultural, al considerar que forma parte del patrimonio inmaterial de la Comunidad de Madrid. Se trata del segundo BIC en la categoría de hecho cultural que promueve el Gobierno regional, tras la Fiesta de los Toros.

Los orígenes de esta celebración, que hoy supone un atractivo turístico para dicha localidad del oeste de la región, son difíciles de determinar. La tradición oral asegura que Felipe II viajó desde el Escorial a Fresnedillas para presenciar la celebración de dicha Fiesta, un 20 de enero de la segunda mitad del Siglo XVI, entre 1556 y 1598.

El Ayuntamiento de Fresnedillas de la Oliva solicitó en 2010 a la Dirección General de Patrimonio Histórico regional que se otorgara algún nivel de protección a la tradicional Fiesta de la Vaquilla en honor de San Sebastián, que se celebra cada 20 de enero.

Tras una serie de estudios previos, la Consejería de Empleo, Turismo y Cultura ha decidido incoar expediente BIC para hacer efectiva la protección y preservación de esta tradición.

Aunque se denomina Fiesta de la Vaquilla, en la fiesta no interviene ningún animal. La vaca está representada por un joven caracterizado como tal. El 20 de enero a las 00:00 horas, da comienzo el ritual. Los diferentes personajes, interpretados por los vecinos de la localidad, salen a tocar los cencerros por el pueblo.

A las 9 horas, se suelta a la vaquilla y posteriormente los personajes se dirigen a la iglesia, donde se celebra la misa en honor a San Sebastián. A continuación se realiza la procesión y continúan las carreras hasta las dos de la tarde que se encierra a la vaquilla, que será sacrificada hacia las 6 de la tarde.

Fresnedillas de la Oliva es uno de los más de 120 núcleos rurales en el centro y norte de la Península Ibérica que han albergado o albergan prácticas en las que los varones se agrupan anualmente con atuendo ex profeso en torno a una celebración litúrgica o a una ceremonia propia de invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *