Bunker Fresnedillas de la Oliva

FUENTE: RUTAS CON HISTORIA

 

  • Ubicación: Madrid, Comunidad de Madrid
  • Categoría: Edad Contemporánea, Guerra civil
  • Coordenadas geográficas:
    • Latitud:40º 29′ 35.88″ N
    • Longitud:4º 10′ 8.15″ W

Se trata de un conjunto fortificado integrado del bando nacional está realizado en mampostería, con roca de granito, abundante en toda la zona y hormigón armado con hierro. Está compuesto por  cuatro parapetos de tiradores con aspilleras prefabricadas en cemento y un fortín o nido de ametralladora cubierto, este realizado en ladrillo y enyesado como se puede observar el las fotografías. Es un claro ejemplo del nivel de camuflaje alcanzado en la zona. Estaban conectados por medio de un distribuidor de hormigón cubierto que comunica el conjunto entre sí. El distribuidor cuenta con dos entradas una lateral y otra trasera, en la actualidad tapadas con piedras las dos.

Este conjunto batía el acceso a Fresnedillas de la Oliva por la carretera de Zarzalejo hoy en día la carretera M-532 haciendo pareja con el Bunker Fresnedillas de la Oliva 4 situado en la Posición entre Carreteras.

El estado de conservación es bueno en líneas generales, aunque algunos de los parapetos se encuentran parcialmente derruidos. Lamentablemente como suele ser habitual se encuentra lleno de basura.  El conjunto cubre la posibilidad de tiro en 360º dependiendo del nido de ametralladora o parapeto  utilizado.

Fresnedillas de la Oliva es tomado por la séptima división del ejército nacional el 5 de noviembre de 1936, con poca resistencia según dice el parte de guerra del mismo día del mencionado bando. El día seis de noviembre otro parte de guerra del ejército nacional menciona que hubo una escaramuza en la que se cogieron al enemigo dos ametralladoras y algunos muertos.

El día catorce de noviembre de1936  el parte de guerra republicano dice lo siguiente:

En el sector de Guadarrama, en Fresnedillas, entre Cruz Verde y Santa María de la alameda, los facciosos atacaron violentamente nuestras posiciones con gran lujo de morteros, ametralladoras y fuego de fusil. Nuestras milicias dejaron acercarse al enemigo abriendo violentamente fuego y conteniendo el ataque. El encuentro fue duro y ala las pocas horas de combate fueron cediendo los facciosos replegándose al sentirse contraatacados. Nuestra artillería abrió fuego de cañón batiendo la retaguardia enemiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *