Partidos, asociaciones y ecologistas de El Escorial exigen saber si la vidente Amparo Cuevas está enterrada en el prado de las apariciones

Enterrada junto a la capilla, embalsamada… En el Escorial hay varías teorías de lo que ha pasado con el cuerpo de Amparo Cuevas, la empleada de hogar que se convirtió en vidente de la Virgen en una finca de este pueblo madrileño clasificada como suelo rústico de especial protección grado 1, y denominada Prado Nuevo. En 1994 la Asociación de seglares reparadoras amor, unión y paz que fundó Amparo fue reconocida como entidad religiosa por el cardenal Suquía y desde entonces, cada primer sábado de mes los fieles seguidores de la vidente han entrado (con vehículos incluidos) en la finca para desesperación de las organizaciones ecologistas y con el beneplácito del Ayuntamiento escurialense de mayoría popular.

Rouco “concejal de urbanismo”
Parece que en su primer encuentro, la Virgen indicó a Amparo su deseo de que allí se edificara una capilla. Finalmente, en abril de este año 2012, el cardenal Rouco Varela autorizó su construcción a los capellanes. “No lo hizo por escrito, Rouco ha sido muy cauto en este aspecto”, aclaraba por su parte Juan Carlos Bueno, presidente de la Asociación de victimas por las supuestas apariciones de El Escorial. El concejal José Fernández apostilla: “Yo no puedo ordenar sacerdotes, no veo por qué el cardenal tiene que tener potestades de concejal de urbanismo”. Porque lo cierto es que el equipo del PP del Ayuntamiento de El Escorial, ante la solicitud, puso en marcha el engranaje y con un informe del arquitecto municipal, la Junta de Gobierno aprobó en junio otorgar el permiso para construir “una capilla provisional” en la finca de Prado Nuevo.

Informe complejo
“Dan este permiso a pesar de que el mismo informe del Ayuntamiento admite que una construcción “definitiva” de este tipo sería totalmente ilegal por su impacto ambiental, el uso que se realizará allí y por la planificación municipal. –continúa José Fernández Fau- Todo gira alrededor de la palabra “provisional” y, citando la Ley 9/2001 (Ley de Suelo de la Comunidad de Madrid), el informe absuelve el proyecto de la necesidad de solicitar una licencia de construcción por no ser de “carácter definitivo”. Sin embargo, en ningún momento, el informe define qué es “provisional” y no establece ningún plazo. ¿Provisional significa unos meses, un par de años o veinte años? Hablamos de un terreno protegido medio ambientalmente con usos permitidos solo de tipo deportivo, agrícola y cultural”.

“Gran construcción provisional”
De hecho, según afirma el concejal de Izquierda Unida, y otros representantes de estas asociaciones, la “capilla provisional” es una construcción “de bastante magnitud con cimientos, vigas de hierro y una estructura con vigas transversales”. “Según la lógica del consistorio escurialense, cualquier propietario podría construir un enorme edificio “provisional” con cualquier uso que no esté ‘expresamente prohibido’ por la legislación”. Añade el edil que “el Ayuntamiento mira para otro lado y que su temor es que tras esta operación pueda producirse una mayor, de posible recalificación de terrenos. Por ese motivo entidades como IU, PSOE, Acción Plural, Entorno Escorial, 15 M, Plataforma Ciudadana escurialense o Equo, se unen a través de Escorial Laico para emprender una serie de acciones, denuncias y un muy probable recurso contencioso administrativo para garantizar la protección de la finca.

¿Interés en autorizar?
Santiago Herranz, presidente de Escorial Laico, señala ese aspecto de autorizar una construcción “provisional” en terreno rústico con la idea de que “hay interés en hacerlo” y comenta su impresión de que no es raro que el equipo del PP municipal “no quiera entrar en conflicto con un grupo de extrema derecha que apoya a Rouco”. Así las cosas, en el mes de mayo, la Asociación víctimas de las supuestas apariciones de El Escorial presentó ante la justicia una denuncia motivada por la construcción de esta capilla. Su presidente, Juan Carlos Bueno, informaba a ELPLURAL.COM de que “acabamos de saber que el día 11 de septiembre el Juzgado número 3 de El Escorial ha abierto diligencias previas por un presunto delito contra la ordenación del territorio”.

El enigma del paradero del cuerpo
En cuanto al paradero del cuerpo de Amparo, las peticiones de información al Ayuntamiento han recibido respuestas muy poco rotundas: “El 6 de septiembre el alcalde contestó que ya han tenido conocimiento formal de los hechos y se ha abierto un expediente que está en trámite”, explica el concejal José Fernández Fau.

Juan Carlos Bueno, por su parte, continúa a la espera de lo que dirá la Delegación del Gobierno sobre su escrito de 27 de agosto en el que, en nombre de la Asociación de victimas por las supuestas apariciones, adjuntaba una nota de prensa del día 20 de agosto en que la familia de la vidente agradecía los pésames recibidos y apuntaba: “Tras el funeral realizado ayer día 19 en la Capilla de la Virgen de los Dolores de Prado Nuevo de El Escorial, Luz Amparo recibió cristiana sepultura en una instalación anexa a la capilla. La familia ha realizado los trámites administrativos para formalizar la sepultura privada en la citada finca, siguiendo los cauces establecidos por la normativa vigente…”

¿Se cumplen los requisitos de entierro?
Ante esta afirmación sobre el entierro de Amparo, Juan Carlos Bueno solicita de la Delegación del Gobierno que “se proceda a comprobar si el enterramiento de la Sra. Amparo Cuevas Arteseros en una finca privada y protegida del municipio de El Escorial cumple todos los requisitos legales y son definitivos: Autorización notarial de los seis hijos de la difunta, autorización notarial de la asamblea de la “Asociación seglares reparadoras amor unión y paz”, propietaria de la finca, autorización del técnico y del Consejo de Gobierno del Ayuntamiento de El Escorial y autorización de las Consejerías de Medio Ambiente y de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Caso de no tener todos los trámites en regla o no ser definitivos se inste a la familia para que trasladen el cuerpo al cementerio público de El Escorial donde descansan los restos de su marido Nicasio Barderas Bravo, fallecido hace pocos meses”, concluye la solicitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *