2011 AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES – LÍQUENES

La deforestación representa hasta un 20 por ciento de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, que contribuyen al calentamiento global y, con ello, al cambio climático. Los bosques constituyen el hábitat de alrededor de dos tercios de todas las especies sobre la tierra y la deforestación de bosques tropicales produce la pérdida de biodiversidad de hasta 100 especies por día.

El cuidado de los bosques empieza desde abajo, desde lo más pequeño. Cuando sales a dar un paseo por Fresnedillas de la Oliva quizás has visto alguna piedra con manchas en la superficie, de color gris, blancas, naranjas o verdes. A veces aparecen también estas manchas en troncos de árboles o tejados de casas viejas. Estas manchas son líquenes.

Los líquenes se forman por asociación de un alga y un hongo. La relación que establecen estos individuos es una simbiosis, es decir, una relación donde los dos obtienen un beneficio con esa asociación. El alga realiza la fotosíntesis, por lo que proporciona materia orgánica al hongo. El hongo captura agua y sales minerales del medio donde vive, por seco que éste sea y da protección al alga frente a la desecación.

Son utilizados como indicador biológico de la calidad del aire, debido a su susceptibilidad a la presencia de dióxido de azufre en el medio. Si hay líquenes, no hay contaminación.

Líquenes crustáceos: viven sobre rocas, pegados al sustrato.

Líquenes foliosos: viven sobre ramas o rocas, con aspecto de pequeñas hojas.

Líquenes fruticulosos: viven sobre ramas, con aspecto de pequeños arbolitos.

Parmelina tiliacea (Hoffm.) Hale

Xanthoria parietina (L.) Th. Fr.

Diploschistes scruposus (Schreber) Norman

Grupo Enebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *