Carta enviada por el AMPA a varios Instituciones de la Comunidad de Madrid

ASOCIACIÓN DE MADRES Y PADRES DEL CP SAN BARTOLOME

Dña. Lucía Figar de Lacalle
Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid
C/ Gran Vía, 20
28.013 Madrid

Fresnedillas de la Oliva, 12 de noviembre de 2010.

Estimada Consejera,

El Colegio Público San Bartolomé de Fresnedillas de la Oliva, único en el pueblo, presenta unas condiciones lamentables e impropias para una comunidad autónoma como la nuestra. Con un alumnado que crece año tras año, algunas aulas son barracones improvisados en el patio del recreo, ya de por sí de pequeña dimensión. Los niños se encuentran hacinados. Se carece del espacio mínimo necesario para albergar todos los elementos precisos para prestar en condiciones el servicio público de enseñanza infantil y primaria. Esta es una situación INSOSTENIBLE que arrastra y sufre el alumnado del Fresnedillas desde hace ya muchos años. Es una situación que requiere de una URGENTE voluntad política que ponga fin al problema.

El Sr. Alcalde conoce perfectamente el problema del colegio público, a la vista de la carta que remitió a la Sra. Consejera de Educación en el mes de noviembre del año pasado (se adjunta copia), que dice textualmente: El problema es el estado del colegio, la insuficiencia en cualquier servicio, el deporte inexistente pues ni siquiera tienen un patio para jugar, aulas masificadas, no hay biblioteca, ni cocinas propias, etc., etc., etc.

Ante la evidente necesidad de construir un nuevo colegio, no hace mucho tiempo que el Ayuntamiento de Fresnedillas de la Oliva comenzó a impulsar el proyecto de construcción del nuevo colegio público del pueblo en unos terrenos situados en el paraje conocido como “Casa de la Matilla”. Estos terrenos son de naturaleza rústica y se enclavan dentro de un espacio natural protegido y de monte preservado. Se hallan a las afueras del pueblo, junto a las últimas viviendas de una zona residencial de chalets del extremo noreste del casco urbano, muy distantes del centro del pueblo y del hogar de la inmensa mayoría de los alumnos.

Para poder construir el nuevo colegio público del pueblo en esa ubicación, el Ayuntamiento adquirió los terrenos a un particular. Además fue necesario realizar una modificación puntual de las Normas Subsidiarias, someter el proyecto de construcción a un procedimiento de evaluación de impacto ambiental y conseguir del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid su declaración de utilidad pública.

El descontento popular por la que sería la nueva ubicación del colegio público en esos terrenos tan alejados provocó una masiva presentación de alegaciones contrarias al proyecto, que se concretaban, en síntesis, en que la lejanía del nuevo centro escolar generaría graves perjuicios a las familias, a la educación de los niños, a la desvinculación del colegio con el resto del pueblo, etc. También las alegaciones apuntaban el daño que se produciría en este espacio natural protegido en el que se pretendía construir, y por la insostenibilidad ambiental del proyecto. El AMPA se sumó al rechazo popular, presentando las correspondientes alegaciones contrarias a la ubicación del nuevo colegio público de Fresnedillas de la Oliva

Pero en contra del deseo de la Asociación de Madres y Padres del Alumnado del Colegio Público San Bartolomé (en adelante AMPA) y de la gran mayoría de familias de alumnos del colegio, el Ayuntamiento prosiguió con su proyecto. De este modo, pronto adquirió los terrenos, realizó las obras de canalización y bombeo de las aguas residuales y acondicionó la calle de tierra por la que se accedería al nuevo colegio.

Agotadas, pues, las esperanzas de las familias de alumnos de conseguir otra ubicación del nuevo colegio, el AMPA ofreció al Ayuntamiento, con resignación y con un ánimo constructivo y positivo, su colaboración para la pronta ejecución de las obras del colegio ya que se consideró que, si bien la ubicación no era la alternativa deseada ni la más indicada, los alumnos de infantil y primaria de Fresnedillas de la Oliva no podían continuar por más tiempo hacinados y en barracones.

Pero, para asombro y profunda indignación de las familias de los alumnos del pueblo, en el Pleno municipal del mes de septiembre el AMPA tiene conocimiento que el proyecto inicial de construcción del nuevo colegio público quedará reducido a la construcción de un centro de educación infantil. En el Pleno se concede licencia urbanística de obra para su construcción. De forma reciente ha sido publicada en el BOCAM la licitación de las obras.

El Ayuntamiento no ha mostrado su compromiso ni fecha concreta en que se realizarán las obras del nuevo centro de educación primaria.

Pues bien, ante las frustrantes expectativas para el futuro educativo de nuestros hijos, que seguirán hacinados, en barracones y sin unas instalaciones adecuadas, y tras un continuo ninguneo, falta de transparencia y una absoluta desinformación hacia el AMPA por parte del Ayuntamiento, esta asociación ha celebrado durante el último mes una serie de asambleas para informar de la nueva situación a las familias de los alumnos del colegio.

En estas reuniones ha estado representada la inmensa mayoría del alumnado por un gran número de padres, con un altísimo índice de participación. En concreto, el colegio cuenta con 164 alumnos (105 familias) y han acudido a las reuniones unas 90 familias. El sentir unánime de indignación ha sido clamoroso. Las reuniones han carecido de cualquier cariz u orientación política. El interés de los menores trasciende a las diferentes opiniones políticas y une a todas las familias frente a tal atropello. Se han analizado las consecuencias de la no construcción del nuevo colegio y de la segregación de la educación infantil de la de primaria, elaborándose entre todas las familias un amplio y consensuado elenco de problemas que generará el proyecto, hallándose, por el contrario, una única ventaja muy discutida. Estos problemas son los siguientes:

Para las familias (madres, padres y niños):
o Dificultades de organización ya que muchas familias carecen de vehículo y son las madres con niños en ambos ciclos o los hermanos mayores quienes llevan a los menores al colegio; por no mencionar la imposibilidad material de estar en ambos colegios a la misma hora de entrada y salida.
o Posible desescolarización de niños en el segundo ciclo de infantil (no obligatorio) para familias inmigrantes por problemas para el múltiple desplazamiento, con el consiguiente desfase educativo que esto acarrearía en el ciclo de primaria (falta de hábito escolar y de convivencia, idioma no consolidado, retraso curricular, y un largo etcétera); esto sería a nuestro entender un grave paso atrás en el proceso de integración que se ha venido dando en este pueblo gracias a la labor educativa de la escuela.
o Posible traslado de parte del alumnado a otros centros educativos fuera de nuestro pueblo, como forma de solventar de forma particular todos estos inconvenientes.

Para el proyecto educativo y el profesorado:
o Para las asignaturas transversales que imparten profesores a infantil y primaria supone un continuo trasiego de personal educativo de un lugar a otro, teniendo en cuenta que distan entre sí un kilómetro.
o Se dificulta enormemente la óptima coordinación existente hasta la fecha entre infantil y primaria. Imposibilidad de realizar claustros conjuntos, formación conjunta.
o Se rompe el ambiente escolar de continuidad y presencia de pequeños (tres años) y mayores (11 años). Imposible realizar encuentros y actividades conjuntas en los que los mayores sirven de modelo, y para los mayores los pequeños son una responsabilidad.
o Se aprobó la jornada continua con un horario determinado, y dudamos que pudiera mantenerse como actualmente.

Problemas generales:
o Quitar los dos barracones que actualmente hay en el patio no va a suponer una mejora sustancial del estado del edificio, totalmente obsoleto e insuficiente, pues seguiremos teniendo un porcentaje de niños muy por encima de la capacidad real de esta infraestructura, seguiremos sin biblioteca, sin gimnasio, sin sala de actos, sin una sala de profesores adecuada, sin cocinas, etc. En realidad, esta solución sólo maquilla el problema ligeramente.
o Doble comedor: en estos pueblos tan pequeños, es difícil que un servicio de catering se acerque hasta aquí si el servicio no es grande.
o Doble servicio de custodia, duplicidad de gastos de gestión (mantenimiento general, calefacción, electricidad, agua, menaje comedor…) y administrativos.

Las familias, además, estamos muy contentas con un Claustro que lleva años desarrollando una labor muy comprometida y profesional en el Centro, sorteando múltiples dificultades, y que se concreta en el Proyecto Educatio “A favor de los niños, a favor de la cultura” que ha recibido la semana pasada el 2º Premio Nacional de Buenas Prácticas por la Integración y la Convivencia ¿Es posible continuar un proyecto de Integración y convivencia si nos parten en dos al alumnado y al claustro?

Es una vergüenza que en una comunidad autónoma como la Comunidad de Madrid, en la que se han invertido centenares de millones de euros en la última década en la construcción de centros educativos punteros, autopistas, líneas de metro, hospitales, etc., siga existiendo un pueblo en que sus alumnos estudien en estas condiciones, menospreciando el interés preferente del menor en nuestra sociedad. Se trata de una clara discriminación hacia el pueblo de Fresnedillas de la Oliva, que podría llegar a hacer pensar que detrás de este problema subyace una política educativa elitista y xenófoba del Gobierno regional, ya que más del 60 por ciento del alumnado tiene una procedencia no española, siendo mayoría los niños de origen marroquí.

Por consiguiente, el motivo de esta carta es poner en su conocimiento las reivindicaciones y pretensiones del AMPA del Colegio Público San Bartolmé y de la inmensa mayoría de las familias de alumnos, que se concretan en lo siguiente:

a) Construcción inmediata de un nuevo centro público de educación infantil y primaria en los terrenos adquiridos en el paraje “Casa de la Matilla”.
b) Paralización del proyecto de segregación del centro de educación infantil del centro de educación primaria.

Las madres y padres de alumnos y el AMPA, ante la rabia e indignación mostrada por los asistentes a las reuniones mantenidas durante el último mes, han decidido, casi por unanimidad, emprender una serie de movilizaciones reivindicativas en el supuesto de que las precitadas pretensiones no obtengan una respuesta afirmativa por parte la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del Colegio Público “San Bartolomé” de Fresnedillas de la Oliva solicita que tenga a bien fijar una fecha inminente para mantener una reunión, donde se analice a fondo el problema del colegio público de nuestra localidad.

Esta carta será remitida a los siguientes órganos administrativos: Presidencia de la Comunidad de Madrid, Consejería de Educación, DG de Educación Infantil, a la DG de Educación Primaria, DG de Infraestucturas y Servicios, Dirección del Área Territorial Madrid Oeste, Viceconsejería de Inmigración y Cooperación, Defensor del Pueblo, Defensor del Menor, Presidente del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, Alcaldía de Fresnedillas de la Oliva,

Atentamente,

Miriam Urbano
Presidenta AMPA del CP San Bartolomé
ampasanbartolome1@gmail.com

http://fresnedillas.wordpress.com/2010/12/06/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *