Premio Nacional a la convivencia y la integración para el colegio San Bartolomé de Fresnedillas

Escrito por Redacción | 13 Noviembre 2010

Dotado con 6.500 € será entregado personalmente por Ángel Gabilondo, Ministro de Educación

El colegio público San Bartolomé de Fresnedillas de la Oliva ha recibido del Ministerio de Educación del Gobierno de España el Segundo Premio Nacional a las Buenas Practicas para la Convivencia y la Integración por su proyecto “A favor de los niños, a favor de la cultura”. Dicho premio, que será personalmente entregado a los representantes del colegio jarando por el Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, esta dotado con 6.500 €.

http://www.sierraoestedemadrid.com/index.php/municipios/fresnedillas.html

0 comments for “Premio Nacional a la convivencia y la integración para el colegio San Bartolomé de Fresnedillas

  1. Juan Cabrero
    15/11/2010 at 12:28 pm

    La mejor noticia que he leído en mucho tiempo a nivel local. Por estas cosas me siento orgulloso de ser de este pueblo y de haber cursado aquí mis estudios primarios cuando comenzó la convivencia e integración de verdad. Un ejemplo de que los colegios privados, concertados y/o elitistas podrán tener mejores medios y recursos a base de talonario, pero nunca mejor calidad humana, parte esencial de la educación en valores, más necesaria que la académica en nuestros días. Gracias a tod@s aquell@s profesores/as que asentaron las bases y los que lo siguen haciendo hoy en día en proyectos como el premiado. Enhorabuena!!

  2. mlurdespereira
    15/11/2010 at 3:10 pm

    Juan
    Estoy totalmente de acuerdo contigo y tmbién les doy mi mas cordial enhorabuena.

    saludos cordiales

    Maria de Lurdes Pereira

  3. Manuel González Redondo
    15/11/2010 at 5:32 pm

    Excelente noticia. Significa el reconocimiento al máximo nivel de la profesionalidad de los docentes del San Bartolomé. Y de paso una lección magistral al señor alcalde y su equipo: importa más el contenido que el continente. Es conveniente contar con buenas instalaciones, pero es la calidad humana y profesional de los que trabajan al servicio de la educación la que deja una impronta permanente.

    Lo siento por tí, Antonio, no vas a tener más remedio que participar en el protocolo de recepción al Ministro de Educación… Pero no te inquietes, me consta que es un hombre educado, positivo, prudente y comprensivo, así que puedes aprovechar la ocasión para aprender de él. Y cuando, al pasar delante de los barracones, le veas sonreír, no interpretes mal su sonrisa, pues no será una mueca cínica ante la evidencia del escaso apoyo que Doña Esperanza presta a la escuela pública, sino una leve señal de valoración asertiva: con poco se puede hacer mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *