NOCHE DE VANDALISMO EN FRESNEDILLAS DE LA OLIVA

La noche del 3 al 4 de julio de 2010 en Fresnedillas parece que fue muy revuelta, según lo que mi familia y yo hemos podido hablar con algunos vecinos y los que hechos que he sufrido personalmente.

 A diversas horas de aquella noche fui despertado por los ruidos procedentes de la calle: había jóvenes gritando, dando voces, cantando y rompiendo, vasos, botellas y mas cosas… Quizás estaban eufóricos porque esa tarde el equipo español había ganado un partido de fútbol.

El día siguiente pude apreciar en calles cercanas a mi casa -próxima a la plaza-, la existencia de vasos y botellas, algunos hasta rotos.

La placa que da nombre a la calle Enfriadero había sido arrancada de la pared y la hemos encontrado justo abajo, en el suelo y partida, como se ve en la imagén.

En lo que personalmente más me afectan los vandalismos de aquella noche, es que intentaron robar uno de los vehículos de mi familia, aparcado en el solar reservado como aparcamiento en la c/ Real frente a la c/ Enfriadero, lindando con el estanco. Se trata de un coche clásico, de 29 años, de poco valor venal, pero de impecable estado y funcionamiento, que por circunstancias habíamos dejado solamente por esa noche allí aparcado. Le han causado importantes destrozos, más incluso de los que se aprecian en las imagenes.

Me han dicho que no es la primera vez que aparece algún coche dañado en ese solar.

Evidentemente este hecho ha sido denunciado ante BESCAM de Fresnedillas y Guardia Civil.

Agradezco la atención y la amabilidad recibida de las dos agentes de BESCAM de nuestra localidad que estaban de servicio en aquel momento y se presentaron rápidamente cuando les requerí para la inspección ocular, y además se hicieron cargo de la placa.

En resumen mi reflexión es que Fresnedillas no es ya un lugar tan tranquilo como siempre lo ha sido. Queda el consuelo de que quizás los vándalos vinieron de otro lugar, y se fueron, y que no tengamos que vivir estos hechos habitualmente.

Ojala noches y hechos tan lamentables como este no vuelvan a tener lugar.

 Iván Gallardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *