Censura

Enviado por Andrés Rapaport

Llama la atención la liviandad y banalidad con la que en estos últimos tiempos se utiliza la palabra “censura” para reprochar las decisiones editoriales del Periódico Ciudadano de Fresnedillas. No es censor quien quiere sino quien puede. La censura es una potestad de gobiernos autoritarios o de jueces con la autoridad suficiente para impedir la publicación de un escrito o de una idea. El hecho de que un editor de un periódico decida que una carta de lectores, un editorial o una noticia no merecen espacio en sus medios o no debe ser publicada respondiendo a los criterios establecidos por su política editorial dificilmente pueda ser calificado de censura. ¿Deberían acaso El País, ABC o La Razon publicar todas las cartas de lectores y todas las noticias que llegan a sus redacciones? La respuesta claramente es que no. Los consejos de redacción están para decidir cuales son las noticias que interesa publicar, cual es su importancia, y cual va a ser su tratamiento. Tomar la decisión de usar el espacio para propagar una idea en prejuicio o detrimento de otras es responsabilidad y privilegio de los periodistas a cargo del medio. Llamar a esto censura es un error mal intencionado. El Periódico Ciudadano de Fresnedillas no es una excepción a la regla. No es un tablón público de acceso libre sino un medio digital con editores responsables de lo publicado más allá de que las notas estén o no firmadas. Nadie puede eximirlos de esa responsabilidad ni se les puede acusar de censores cada vez que no compartamos sus criterios. Un pequeño medio digital local no puede tener un libro de estilo como el de las grandes corporaciones de prensa en la que se prevean gran parte de las situaciones que se van a presentar cotidianamente. Lo que queda como lectores responsables es la de participar haciendo una crítica constructiva en cada ocasión en que creamos que la línea editorial es equivocada. Tratar a los editores de censores cada vez que algo no es de nuestro agrado nos convierte en niños enrabietados mas que en partícipes activos de una iniciativa que puede ser muy útil para nuestro pueblo.

0 comments for “Censura

  1. Maria de Lurdes Sousa da Gloria Pereira
    07/09/2009 at 11:05 pm

    Menos mal que alguién dice algo con sentido común.

    besos

    Lurdes

  2. redgoman
    08/09/2009 at 10:22 am

    Opiniones muy acertadas las de Andrés en su análisis semántico del vocablo “censura”; en este contexto es más apropiado hablar de “línea editorial”.

    La “dificultad de enfoque” de algunos de los que solemos participar en el Periódico Ciudadano de Fresnedillas estriba en que desconocemos en realidad cómo se conformó ideológicamente esta “línea” en sus orígenes o qué paradigmas la han ido definiendo a medida que el periódico funcionaba.

    A estas alturas del paseo, conocemos la “línea editorial del periódico Ciudadano de Fresnedillas” un poco mejor que antes (yo la sigo percibiendo con algunos borrones). ¿Qué sorpresas deparará su trayectoria en el futuro? Quién sabe, habrá que estar aquí para comprobarlo.

    Saludos.

    Manuel González Redondo.

  3. Administrador
    08/09/2009 at 10:26 am

    El trabajo lo hago yo y las denuncias llegan a mi nombre. Asi que yo decido. Pero os inivto a los rebeldes (que os parece faltal lo que yo haga pero sois incapaces de cumplir las normas) a que pongaís el trabajo y la cara para que os denuncien. Hasta podemos hacer unas elecciones virtuales a adminstrador. ¿Os animaís?

  4. redgoman
    08/09/2009 at 11:37 am

    Sé que el administrar el periódico implica mucho trabajo y tiempo, no me duelen prendas al reconocerlo. Y por supuesto, el administrador decide lo que se publica, según su línea editorial; creo esto ha quedado suficientemente claro en los textos precedentes.

    Sin embargo, dudo mucho que el contenido de mi último comentario no publicado pueda suponer base legal para alguna denuncia (otra cosa son las amenazas de denuncia u otro tipo de presiones, que son muy fáciles de hacer).

    Tampoco entiendo lo de la rebeldía en el cumplimiento de las normas. No tengo ningún problema en firmar mis comentarios y hacerme responsable de ellos. Si en ocasiones no lo he hecho ha sido porque creía que lo que se había acordado es que bastaba con que las direcciones de correo fueran auténticas.

    Un saludo.

    Manuel González Redondo.

  5. Bandoneon
    08/09/2009 at 11:45 am

    ¿Elecciones a administrador de este periodico? No.
    Esto no es una democracia ni tiene porque serlo. Este es un proyecto privado y como tal sigue las logicas de cualquier empresa. ¿Cuando votaron los empleados y/o clientes de El Corte Ingles por Isidoro Alvarez? ¿Cuando votaron los empleados y lectores de El Pais por Cebrian?
    La democracia dejemosla para la cosa publica, en la cosa privada dejemos que los rebeldes, discolos y disconformes construyan su propia trinchera de opinión y enriquezcan el panorama periodistico del pueblo.
    Mientras tanto, solo como un aporte si es que la Direccion de este medio me lo acepta, propondria una primera elaboración de un primer borrador de un “Cuaderno de Estilo” para que el borroso horizonte ideológico del que habla Manuel se transforme en certezas oa la menos en una declaración de intenciones a la que atenernos.

  6. Administrador
    08/09/2009 at 11:47 am

    ¿Amenazas o presiones? Creo ques más bien una cuestión de resposnabilidad. Decías que no era un caso aislado hablando como si se tratara de una agresión de género. Consideré:
    1. que en la situación de pánico que estaba el pueblo no era muy apropiado decir que una agresión así no era aislada
    2. Tu hipotésis, era sólo eso, una hipótesis (también era la mía http://anaaldea.es/verguenza-de-ser-humana)
    Sobre las normas http://fresnedillas.wordpress.com/about/
    Sobre las elecciones, lo tienen que decidir los que publican en este periódico, pero yo no tengo ningún problema en ceder mi “cargo”

  7. redgoman
    08/09/2009 at 2:50 pm

    Soy vecino de Fresnedillas y no he presenciado ninguna situación de pánico en las calles; sí he podido comprobar la preocupación y el malestar de muchos por lo ocurrido y por el consiguiente bando del alcalde, que sin tiempo para una investigación rigurosa y con tal de tranquilizar precipitadamente a la población, está sugiriendo un intento de suicidio. Desde mi punto de vista, la publicación del bando en el periódico es la que debía haber sido omitida, dado que su falta de credibilidad ha producido el efecto contrario al pretendido.

    Sigo pensando que, dadas las circunstancias del suceso, la hipótesis del suicidio es inverosímil; por lo tanto pienso que se trata de una agresión y que la víctima es una mujer. Por supuesto lo planteo como una hipótesis y no como una certeza, pues no me declaro autoridad civil, policial o judicial competente; pienso que los lectores de este periódico son lo bastante maduros para discriminar entre la opinión de un ciudadano lego en la materia y la de un profesional. Los actos de violencia gratuita a los que, desgraciadamente, estamos tan acostumbrados a través de su publicación en los medios, no se pueden considerar “aislados” desde una perspectiva global, pues suponen una quiebra generalizada en el proceso de transmisión de valores sociales. El alcalde de Pozuelo afirma también que los alborotos ocurridos con pretexto de las fiestas locales constituyen un “hecho aislado” para decir a continuación que de los trece detenidos sólo dos eran de la localidad (?). El ministro del interior, el señor Rubalcaba, ha sido más preciso y objetivo al calificar lo sucedido como excepcional.

    Me parece bien la propuesta de elaborar (preferiblemente en equipo, si al Administrador no le parece mal) un “Cuaderno de Estilo” con objeto de ir perfilando esa línea editorial (reglas del juego) de la que estamos hablando; considero que las normas publicadas hasta ahora no bastan para definirla. A propósito, Bandoneón, no olvides firmar tus comentarios si no quieres ser declarado en rebeldía, que ya llevas varios (soy un asqueroso chivato).

    Un saludo.

    Manuel González Redondo.

  8. Administrador
    08/09/2009 at 3:02 pm

    Yo estoy encantada de que se haga un libro de estilo, mientras que:
    -se haga entre los grupos que publican
    -si se firma que se reparta la “responsabilidad civil” entre los autores del libro de estilo.
    -repartiendo el trabajo (opinar opinan todos, pero trabajan unos pocos)

  9. redgoman
    08/09/2009 at 3:10 pm

    Por mí bien. Hay que buscar la manera de ser operativos.

    Manuel González Redondo.

  10. Bandoneon
    08/09/2009 at 3:33 pm

    Redgoman: yo soy rebelde porque el mundo me hizo asi. 🙂
    Cuando el alcalde publica un bando está hablando el consistorio. Más alla del efecto que produzcan sus palabras, esa es la voz oficial. Darles difusión, aún una críticamente, es casi una obligación de este y de cualquier medio. De nuevo los editores tienen la potestad de medir el grado de compromiso moral con la voz oficial: el bando en el que se licita el bar de la piscina posiblemente genere una necesidad de publicacion menor estando mejor redactado que este tan polemico, pero ambos bandos son la voz del gobierno del pueblo.
    Al contrario de tu opinión yo creo que el periódico hizo bien en publicarlo dado el clima social que se vivía en el pueblo pero tomó una medida discutible al clausurar la polémica alrededor del mismo. Al día de hoy, ya en frío, me pregunto si es posible discutir acerca de los términos del bando del alcalde sin discutir hechos policiales sobre los que no nos corresponde opinar. Aunque tuvieramos la capacidad de separar intelectualmente ambas cuestiones, queda la pregunta de cuan productiva o improductiva hubiera sido esa polémica en ese momento.
    En mi opinión la editora pecó de prudente en un tema sumamente delicado. Más alla de mi acuerdo o desacuerdo personal en el tratamiento de este tema prefiero que el pueblo tenga editores excesivamente prudentes a editores irresponsables o amarillistas. O dicho en otras palabras, a la distancia y con la frialdad que da el tiempo: en mi desacuerdo aplaudo a los editores ya que en todo caso las consecuencias del exceso de prudencia son mas faciles de corregir que las derivaciones de la irresponsabilidad.

  11. redgoman
    09/09/2009 at 10:42 am

    Parece que el rebelde se ha vuelto sensato y prudente; cosas de la edad (y también del mundo).

    El consistorio hablaría a través del alcalde si éste se hubiera tomado la molestia de convocar un pleno con carácter de urgencia para tratar en equipo (concejales del gobierno y de la oposición) un tema tan espinoso; sin duda el bando publicado hubiera sido más acertado y representativo.

    Sobre la decisión de la editora creo que ya se ha comentado bastante. Sólo añadiré que desde mi punto de vista (como lector del periódico), es preferible, con el objetivo de potenciar el periódico como plataforma de participación ciudadana, confiar en la madurez de los comentaristas y que sea la propia dinámica de funcionamiento (dialéctica) la que regule la calidad y adecuación de los comentarios. Alcanzar un crecimiento sólido y equilibrado supone permitir un elevado grado de autonomía y por tanto asumir algunos riesgos (que pueden ser compartidos).

    Un saludo.

    Manuel González Redondo.

  12. Uno de tantos
    16/09/2009 at 7:36 am

    Si es un periódico de Fresnedillas, ¿por qué no puede opinar cualquier persona que lo desee? No, sólo pueden hacerlo todas aquellas personas que piensen como vosotros y que utilicen el único arma de la crítica partidista como medio para hacer propaganda a vuestro favor.

    ¿Eso es tolerancia? A mí me da que no… más bien, me recuerda a una dictadura que, gracias a Dios, quedó anclada en un pasado que esperemos no vuelva a florecer de su entierro.

    Y, de nuevo, yo me pregunto: ¿dónde queda la libertad de expresión?

  13. Administrador
    16/09/2009 at 7:43 am

    Que sea ciudadano no quiere decir que no haya normas y tu las incumples.estare de vacaciones 15 dias. Saludos a todos

  14. Maria de Lurdes Sousa da Gloria Pereira
    16/09/2009 at 8:58 am

    Administrador

    Porque tanto royo y blablabla, cumple las normas y ya esta, parecemos niños en el patio del colegio

    besos

    Maria de Lurdes Pereira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *